Cubano denuncia que le quitaron su carrito de frituras (VIDEO)

Agustín Figueroa Galindo, un cubano residente en La Habana que sobrevive vendiendo frituras denunció que fue multado por dos inspectoras porque se negó a pagar el soborno que ambas mujeres le estaban pidiendo, informó CubaNet.

Galindo contó que ambas mujeres se acercaron hasta al Puente del Parque Lenin donde tiene su negocio y le dijeron que debían darle dinero y que de lo contrario le impondrían una multa de dos mil pesos por vender frituras sin tener licencia.

El hombre explicó que en varias ocasiones ha solicitado una licencia de trabajador por cuenta propia, pero que las autoridades se la han negado en represalia por su labor como activista a favor de los derechos humanos en la isla.

“Yo vivo de un carrito de frituras con el que lucho la comida de mis hijos. Se acercaron a mí dos funcionarias corruptas y me pidieron dinero, yo les explico que no podía darles porque la venta de frituras no me alcanza para mantener a mi familia. Ahí es cuando ellas se molestan y me multan con dos mil pesos por venta ilegal. Si vendo ilegal es porque el régimen no me ha dado mi licencia”, declaró.

Además, Galindo contó que luego de eso se encontraba con su hija y otros inspectores acompañados por oficiales del DTI trataron de detenerlo y le quitaron el carrito donde elaboraba y vendía las frituras.

“Me quitaron el carrito de frituras brutalmente delante de mi hija. Me quitaron el carrito con el cual yo busco la comida a diario de mi familia. Esto viene porque no quise darles dinero a las inspectoras”, expresó.

Muy molesto por este proceder Agustín grabó a las dos inspectoras que quisieron extorsionarlo y comentó que tenían una moto que está valorada en dos mil dólares, también dijo que debían dedicarse a cerrar los grandes negocios que tienen los hijos y nietos de dirigentes cubanos porque ahí si se cometen muchas ilegalidades.