Funcionario le dice a una madre cubana embarazada que se arrodille y que implore para que no la desalojen

Arianmis Romero Pérez, es una madre cubana que se encuentra viviendo en un local abandonado en el poblado San Juan de los Yeras, en la provincia Villa Clara y que corre el riesgo de ser desalojada de ese sitio, informó Diario de Cuba.

En el video compartido por este sitio se observa a un funcionario del estado que fue a conversar con ella para convencerla que abandonara voluntariamente el lugar donde se encuentra, que pertenece a la Empresa Eléctrica, pero que lleva dos años abandonado.

El funcionario llegó a decirle a Arianmis, quien tiene tres hijos y está embarazada, que se arrodillara ante la persona encargada de atender su caso y que le implorara que la dejara ahí, pues de lo contrario sería desalojada.

Sin embargo, la joven madre le contestó que ella no tenía que arrodillarse ni humillarse ante nadie, pues trabajaba mucho para sacar a sus hijos adelante y era deber del gobierno asignarle un lugar en el que pueda vivir con dignidad.

“Quién te dijo a ti que yo me tengo que arrodillar delante de nadie. Lo hubiera hecho antes de venir para aquí. Yo trabajo como una mula para que a mis hijos no le falte nada y no me arrodillo ni le pido nada a nadie. Arrodillarme ni un carajo, quítate de delante de mí”, le respondió Arianmis.

El funcionario trató de convencerla de que saliera de ese local porque eso se consideraba una invasión de propiedad, pero la mujer se mantuvo fuerte y comentó que si salía de ahí no tenía para dónde irse.

Las personas que estaban apoyando a Arianmis también le dijeron que no se fuera de ese local, porque si salía de ahí el gobierno no iba a hacer nada para resolver su caso y que ella y sus hijos iban a quedar desamparados.

Finalmente, Arianmis le dijo al funcionario que ella no tenía intención de marcharse de ahí y que, si querían que saliera, las autoridades iban a tener que sacarlos por la fuerza.