Joven madre muere tras una cirugía estética en Miami

Danea Plasencia, una joven madre de 28 años residente en Miami falleció en una clínica de la ciudad luego de someterse a un procedimiento estético con el objetivo de mejorar su apariencia física.

La joven se sometió a un procedimiento de levantamiento de glúteos en la clínica Mia Aesthetics ubicada en Southwest 72nd Street, pero se complicó durante la operación y a pesar que la trasladaron a un hospital, falleció poco después.

“Cuando llegamos al hospital Danea estaba muerta, una muchachita de 28 años sana completamente. Ya ven como es la remoción violenta de grasa del abdomen, no estaba tan gordita”, declaró su abuelo, quien es médico.

El señor dijo que no sabe con seguridad qué le sucedió a su nieta, aunque según su experiencia, la joven pudo haber sufrido una embolia porque una parte de la grasa que le extrajeron se dirigió al pulmón.

El abuelo contó también que conversó con el doctor que llevó a cabo la cirugía, pero el especialista le dijo que no tenían idea de lo que le había sucedido a Danea, quien deja huérfanos a tres hijos, una niña de nueve años y otros dos más pequeños.

“Mi presunción diagnostica es que fue otro caso de embolia por grasa. Inmediatamente se va un chorizo de este tamaño al pulmón y es muerte súbita. Los médicos no saben qué pasó, pero nunca saben qué pasó y el común denominador es ese, es una cirugía con exposición alta a ese tipo de complicaciones”, expresó.

Por su parte los dueños de la clínica Mia Aesthetics publicaron un comunicado en el que lamentan profundamente la muerte de la paciente y prometieron revelar más detalles del hecho una vez que terminen la investigación del caso.

“Estamos profundamente tristes con la pérdida trágica de uno de nuestros pacientes durante un procedimiento quirúrgico. A través de años de operaciones esta es la primera muerte que hemos tenido. Seremos completamente transparentes cuando surjan más detalles ya que estamos dedicados a investigar por qué sucedió esta tragedia”, dijeron.

Jennifer Pérez, prima de la víctima, contó que la hija mayor ya sabe la noticia y que está totalmente destrozada al igual que el resto de la familia, pues no comprenden cómo pudo pasar esto.

Danea pasó un año entero ahorrando los seis mil dólares que costaba este procedimiento estético sin imaginar que sería el fin de su vida.