La Seguridad del Estado reprime la marcha independiente de la comunidad LGBTI en La Habana

La marcha del movimiento LGBTI finalmente se llevó a cabo en La Habana, aunque terminó con la policía reprimiendo la manifestación y con la detención de algunas personas que participaron en la actividad.

La caminata en la que estuvieron presentes cientos de personas que portaron banderas y carteles en los que se mostraban a favor del matrimonio igualitario en Cuba, partió desde el Parque Central, continuó por el Paseo del Prado y cuando trataron de llegar al malecón la policía reprimió a los participantes.

Durante la manifestación agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y de la Seguridad del Estado arrestaron a la colaboradora de CiberCuba Ileana Hernández, al periodista Boris González Arenas, el biólogo Ariel Ruiz Urquiola, el bioquímico Oscar Casanella, y los activistas Yasmany Sánchez y Yennia del Risco.

De acuerdo con el testimonio de varias personas presentes en la marcha, las autoridades cubanas establecieron un cordón alrededor de los manifestantes en la zona del malecón y comenzó a detener a los que estaban al frente del movimiento.

En los videos que han sido publicados en las redes sociales se puede apreciar cómo los uniformados se llevaron a varias personas y en algunos casos hasta cómo los golpean sin motivo alguno.

“Se acuerdan de que todo iba bien en la marcha en defensa de los derechos de la comunidad LGBTI que salió hoy en la tarde del Parque Central. Ya no fue bien. Se llevaron al científico y activista Oscar Casanella, cuando la gente se dirigía a Malecón. Su esposa y su niño lo acompañaban en la marcha. Al final hubo un forcejeo entre Oscar y quienes le detuvieron, lo golpearon y se lo llevaron caminando con sangre en el rostro delante de todos. Otros activistas fueron detenidos hoy, entre ellos Ariel Ruiz Urquiola, Yosmany Sánchez, Yennia del Risco, al igual que los periodistas Iliana Hernández y Boris González. Al final un cordón policial cerró la zona y obstaculizó la salida de quienes participaron en la marcha pacífica. Dejaban salir al azar o a personas que presentaban identificación de instituciones estatales. Cuando salí quedaban unas ochenta personas dentro del cordón policial”, denunció Mónica Baró Sánchez.

La periodista Luz Escobar, quien fue detenida por la policía cubana hace pocos días, también estuvo presente en la marcha y documentó algunos de los abusos llevados a cabo por las autoridades cubanas, que quisieron impedir la realización de la marcha.

El joven Maykel González Vivero, contó también parte de lo que vivieron durante la protesta y dijo que luego de este acontecimiento el gobierno cubano no podrá volver a negar que en la isla existe una sociedad civil que reclama sus derechos.

“Intento hacerles una directa, pero los datos no me dejan. Entonces les hago un resumen de la conclusión de la Marcha LGBTI independiente que se celebró hoy en La Habana, Cuba. Al final de Prado, la policía impidió que la marcha continuara a Malecón. Bajaron decenas de efectivos policiales que acabaron rodeando a los manifestantes en el último tramo de Prado, en torno a la estatua de Juan Clemente Zenea. Ariel Ruiz Urquiola iba al frente de la marcha, fue arrestado junto a Oscar Casanella, Ileana Hernández y un activista gay que no pude identificar. Mañana les dejaré una crónica amplia en Tremenda Nota. El gobierno no podrá ignorar desde hoy la fuerza de la sociedad civil y, en particular, de la comunidad LGBTI. Hoy, por primera vez, fue una comunidad”, expresó.

La marcha fue organizada de manera independiente por varios activistas por los derechos LGBTI pues el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), dirigido por Mariela Castro, suspendió este año la tradicional Conga contra la Homofobia y la Transfobia.

En sus redes sociales Mariela Castro Espín dijo: “Exhortamos a hacer de estas Jornadas contra la Homofobia y Transfobia un espacio para la unidad, en defensa de la Revolución y el socialismo, único proyecto social que defiende inclusión verdadera”.