Liberan al cubano que llevaba 39 años preso en Estados Unidos (VIDEO)

Antonio Bascaro, el cubano que pasó 39 años, tres meses y nueve días en una cárcel de Estados Unidos por tráfico de marihuana, ya fue liberado, pero ahora teme que las autoridades migratorias norteamericanas lo deporten a la isla, informó América Tevé.

Con gran alegría Antonio salió de la Cárcel Federal de Miami y llegó a la casa de su hermana en Hialeah, donde finalmente pudo hacer realidad su sueño de reencontrarse con toda su familia y volver a ser un hombre libre.

Para su hija Mayra Bascaro, este fue un momento muy emocionante porque ella solo tenía 12 años cuando su padre fue enviado a prisión, así que viajó desde Georgia para estar junto a él.

Según Mayra, luego de estar junto a su familia la primera petición de Antonio fue irse a desayunar, tomó café cubano, se comió por lo menos cuatro huevos y disfrutó la libertad de poder caminar sin sentirse vigilado.

“Nos abrazamos, nos besamos, lloramos, obviamente ha sido algo increíble. Como es posible que alguien que su primer delito haya sido por marihuana, tuviera que perder la mitad de su vida en la cárcel. Pidió tomar un café cubano, un desayuno completo, se comió cuatro huevos. La verdad fue súper emocionante porque no habíamos salido con él en 39 años”, declaró Mayra.

Sin embargo, a pesar de la gran alegría que vivieron, ahora la familia deberá comenzar una larga lucha para evitar que Antonio Bascaro sea deportado a Cuba, ya que el hombre no era ciudadano estadounidense cuando fue condenado a prisión.

“Nuestra gran preocupación es que sea deportado, ya que como cubano nunca obtuvo la ciudadanía. La justicia fue injusta con mi padre, yo no veo otro caso parecido al de él, que haya sido castigado tan duramente”, expresó.

Bascaro quien nació en La Habana en el año 1934 y es piloto, es considerado el preso que más tiempo pasó en una cárcel norteamericana sin haber cometido ningún delito considerado violento o un acto de traición.

El cubano formó parte la Brigada 2506 que desembarcó en Bahía de Cochinos en abril de 1961 para intentar derrocar a Fidel Castro, luego de ser liberado por las autoridades cubanas viajó a Guatemala, país donde fue acusado de contrabandear 600 libras de marihuana a Estados Unidos utilizando botes de pesca.

Una vez que fue extraditado a Estados Unidos, la fiscalía le ofreció un pacto para que denunciara a sus cómplices, pero como el cubano se negó lo condenaron a 60 años de cárcel, pena que le fue rebajada a 40 por buen comportamiento.

Ahora el cubano deberá permanecer en arresto domiciliario hasta el 11 de junio y en esa fecha deberá comparecer ante los oficiales de inmigración para ver si será o no deportado a la isla.