Prensa cubana confirma el hallazgo de un cadáver en la cisterna de un hospital

Foto: Radio Martí

La prensa cubana confirmó el hallazgo de un cadáver dentro de una de las cisternas que abastece de agua al Hospital Iván Portuondo, que se encuentra ubicado en el municipio San Antonio de los Baños en la provincia de Artemisa.

De acuerdo con el periódico El Artemiseño, el hallazgo se produjo el pasado 20 de abril producto de un control de los niveles de cloro en el agua ya que los pacientes y trabajadores del hospital se habían quejado que esta presentaba un mal olor muy fuerte.

“En San Antonio de los Baños no se habla de otra cosa. Fueron los propios pacientes y sus familiares los que presionaron tanto con sus quejas del mal estado del agua que terminaron por obligar a los trabajadores a que revisaran lo que pasaba. El agua no solo salía de las pilas con muy mal olor, sino que también estaba turbia y, por varios días, los acompañantes de los pacientes habían tenido que llevar hasta el agua para bañar a los enfermos. Pensaron que quizás se trataba de un aura tiñosa o de un perro, pero nunca de una persona”, declaró a 14ymedio Rosendo Calvo, una persona que vive cerca del hospital.

Los especialistas de Recursos Hidráulicos llevaron a cabo una profunda revisión en las cisternas del hospital y encontraron en uno de los cuadrantes un cadáver que presentaba en alto grado de descomposición.

Por su parte Alden Peláez, director provincial de Salud Pública en Artemisa explicó que la persona que se encontró dentro de la cisterna no tiene ninguna relación con el hospital y que no se encontraba ingresado en el centro de salud.

Además, dijo que una vez que se supo la noticia informaron inmediatamente al Ministerio del Interior, paralizaron el abasto de agua del hospital y pidieron pipas para que la institución de salud pudiera continuar prestando servicios.

“También se evacuó toda el agua almacenada, excepto la cisterna número uno, que es pequeña y no estaba afectada al contar con sistema independiente, entretanto se realizó la limpieza mecánica de todos los tanques elevados y la desinfección con solución de cloro a más de 100 ppm a estos y a la red de distribución. Se realizó una conexión de la red de distribución directo a la cisterna libre de contaminación y hacia los tanques elevados para garantizar el abasto de agua al hospital, manteniendo una cloración por cinco días a 2 ppm, lo cual posibilitó que en solo cuatro horas se estabilizara el abasto de agua en todos los servicios hospitalarios”, explicó.

Peláez también comentó que la cisterna donde se encontró el cadáver y dos tanques por los que circulaba esa agua no se volverán a utilizar hasta que se completen todas las labores de limpieza y desinfección.

Según Martí Noticias, la persona que encontraron dentro de la cisterna fue identificada como Villo Mantilla, un señor que padecía de cáncer en la próstata y que había sido paciente del hospital.